Diferencias Entre » rana y sapo

Diferencias entre ranas y sapos

A simple vista es muy difícil distinguir entre una rana y un sapo, debido a que ambos anfibios guardan bastante similitud. Una persona que no esté muy empapada con el tema, fácilmente puede decir: “¡Mira, un sapo!”, cuando en realidad es una rana o viceversa. Sumado a esto, existen quienes creen que el sapo es el macho y su pareja es la rana, cuando en realidad no es así.

De hecho, estos animales cuentan con unas cuantas particularidades que lo distinguen del otro. A continuación, conocerás cuál es la diferencia entre rana y sapo, además de otros aspectos interesantes, pero primero, conozcamos un poco a cada uno.

diferencias entre ranas y sapos

Definición de rana

Este pequeño animal pertenece al grupo de los batracios sin cola llamado anuros. Las ranas poseen unas patas traseras bastantes desarrolladas las cuales les permite impulsarse y realizar grandes saltos para desplazarse.

Estos anfibios tienen una longitud de aproximadamente 10 centímetros y son de color verde, aunque hay especies como la rana dardo veneno o rana punta de flecha, es venenosa y puede ser de colores llamativos. Las ranas también usan el nado como modo de movilización, por lo que es normal que vivan en sitios cercanos al agua en su adultez.

Definición de sapo

El sapo o Bufo bufo, es un anfibio anuro perteneciente a los Bufonidae. Este tipo de sapo es muy común en diferentes hábitats de Europa. Mayormente vive en aguas estancadas e insalubres, caso contrario, en comparación con otros anfibios en su etapa de renacuajo. Se encuentran en toda Europa a excepción de Islandia, Irlanda y ciertas islas mediterráneas, algunos sitios del noreste de África y Asia noroccidental.

Este animal no se deja ver mucho, debido a que normalmente se esconde en el día y entra en acción durante el atardecer. Se dedica a cazar invertebrados en la noche para alimentarse. El sapo se mueve lenta y torpemente o con cortos saltos, algo que lo diferencia de la rana. Su piel está recubierta de protuberancias que se asemejan a las verrugas y es de un tono marrón grisáceo.

Origen de la rana y el sapo

Se teoriza que los peces de nombre panderíptidos, los cuales vivieron en el devónico, serían los antepasados de los anfibios. Estos eran pulmonados y conformaban dos grupos: Los batracomorfos y los reptilomorfos. Los primeros dieron lugar a los anfibios de la actualidad (anuros, urodelos, ápodos) y los segundos a los primeros reptiles.

Seis diferencias entre rana y sapo

Físicamente, al menos, la rana y el sapo guardan ciertas similitudes. Sin embargo, también tienen ciertas diferencias, las cuales pueden hacer algo difícil el identificarlas. Aquí te mostraremos al menos seis:

  1. Piel: Esta quizás es una de las diferencias más notorias entre la rana y sapo, esto se debe a que el último posee una piel seca, rugosa y áspera, mientras que la de la primera es lisa y húmeda.
  2. Extremidades: La rana es conocida por realizar grandes saltos gracias a sus largas patas, sobre todo las traseras, las cuales también les permiten ser unas especialistas en el nado. El sapo en cambio, posee unas patas cortas que le hacen más lento en el desplazamiento, por lo que optan por correr o excavar.
  3. Hábitat: Pese a que pueden subir a tierra en busca de alimento, las ranas viven en áreas húmedas y charcos. Los sapos, por su parte, pueden vivir fuera del agua por más tiempo que la rana gracias a que tiene un mejor control del agua en su cuerpo.
  4. Veneno: Los sapos en su mayoría expulsan un mal olor y usan su veneno como mecanismo de defensa, mientras que las ranas son venenosas en minoría de especie, lo que hace que sean incluidas en la dieta humana en algunos países. Sin embargo, anfibios como la rana dardo veneno o punta de flecha cuentan con un veneno realmente potente que puede matar personas.
  5. Cuerpo: En este punto, las ranas son más esbeltas, delgadas, estilizadas y de colores más vivos, mientras que los sapos son más redondos, gruesos, musculosos y fornidos, pero de tono más opaco.
  6. Reproducción: En este último punto, los sapos colocan sus huevos en hilera, mientras que las ranas lo hacen sobre el agua en forma de nube.

Pese a estas desemejanzas mencionadas entre rana y sapo, existen especies muy parecidas que lleva a la confusión. Para prueba de ello, hay ranas de patas cortas y sapos de piel húmeda y brillante. No obstante, siempre habrá una particularidad que servirá para determinar qué especie es.

Similitudes entre rana y sapo

Tanto la rana como el sapo pertenecen a los anfibios y a los anuros, lo que hace que esta sea la razón principal por la que las personas los confundan. Adicionalmente, ambos gozan del hábitat húmedo.

Otras semejanzas que comparten ambos es que ponen huevos, el ciclo de vida de los dos comprenden la metamorfosis partiendo desde que son renacuajos hasta la adultez, la humedad es vital para su supervivencia, y ambos respiran por su piel.

El escuerzo, un primo de la rana y el sapo

El escuerzo, un primo de la rana y el sapo

El escuerzo es otro anuro que pertenece al grupo de los ceratófrido. Este animal, ante la vista de un inexperto, puede ser confundido fácilmente con el sapo o la rana. Comúnmente, a este anuro se le llama también Rana Pacman, debido a su parentesco con el personaje del videojuego llamado Pac-Man o también sapo cornudo.

El escuerzo suele ser un animal carnívoro bastante agresivo y cuenta con filosos colmillos. Se halla en áreas tropicales de Sudamérica y mide entre 12 y 17 cm.

Si lo vemos desde la perspectiva ecológica, los anfibios cumplen un papel fundamental en el ecosistema por el rol que cumplen en la cadena alimenticia del reino animal, donde devoran insectos y controlan así su propagación, pero también estos sirven de plato principal de especies más grandes.

Asimismo, aumentan la cantidad de sedimentos en los cuerpos acuáticos como lagos o lagunas, además de crear una conexión de energía y materia entre ecosistemas terrestres y acuáticos. Sin duda son especies necesarias para la vida del planeta.

 

Deja un comentario